domingo, noviembre 25, 2007

La ausente autocrítica publicitaria mexicana



Andrés Lajous tiene razón: Estados Unidos tiene muchos problemas y fallas pero algo que hacen bien los gringos es autocriticarse. Yo no entiendo por qué no tenemos anuncios del gobierno así en México. Aquí son cursis, basados en la lástima, y la mayor parte de las veces paternalistas. Este es ingenioso, realista y práctico. ¿Será que los mexicanos somos cursis, nos gusta el morbo de la lástima ajena y que nos regalen cosas? Vivimos entre la melcocha de Pepe el Toro y la humillación a Fabiruchis. Nos encanta pegarle con saña a la piñata, pero no nos damos cuenta que tal vez la próxima seamos nosotros. Ojalá pudieramos un poco de la realista y sana autocrítica gringa, y sobre todo, a ponerle menos crema a nuestros tacos, por que no solo la publicidad mexicana es pésima, sino toda prácticamente - con contadas excepciones. ¿Por qué la publicidad no es mejor? Porque los clientes la quieren cursi.... porque creen que eso le gusta a la gente... y la gente ve lo que hay por que no hay más. Es un círculo vicioso. Y el gobierno no regula la publicidad aunque denigre, como los comerciales televisivos de la cerveza Tecate, que no pueden ser más misóginos, pero sobre ello hablaremos más tarde...

2 comentarios:

Haydeé dijo...

Hola Alfredo...
Oye, yo también detesto la mayoría de los anuncios de tecate. ¿Tú crees que el que una persona deje de consumir ese producto (como protesta por su publicidad) hace alguna diferencia?

Alfredo Narváez dijo...

Hola Haydée,

Mahatma Gandhi decía que debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Creo que no comprar Tecate y hablar sobre la misoginia de esa empresa es solo un primer paso personal, pero indispensable. Pero así empiezan las tormentas de nieve: con un copo...