lunes, noviembre 26, 2007

Si Calderón quiere cambiar al país podría hablar así con Ratzinger



El Papa Benedicto XVI desea venir a México en el 2009 a inaugurar el Encuentro Mundial de la Familia, donde seguramente volverá a insistir en su modelo, el de papá, mamá e hijitos. En su modelo una madre o padre solteros no tienen una familia, y qué decir de una pareja del mismo sexo o de aquellos heterosexuales que viven en unión libre. Viene a repetir una letanía en un país donde uno de cada cinco hogares lo encabeza una mujer, y donde ya hay dos entidades federativas con leyes que reconocen las uniones del mismo sexo. Ratzinger está obsesionado con la sexualidad, y en especial con la homosexualidad (cuando la OMS hace casi 20 años la quitó de su catalogo de enfermedades mentales) y viene a imponer un solo modelo en un país que es cada vez más diverso. El quiere influir en un año electoral, a imponer su agenda, a tratar de arrodillar al presidente Calderón, igual que lo hiciera con Fox. Ojalá Calderón le hable como hizo el presidente Bartlett en The West Wing.

2 comentarios:

Enrique Torre Molina dijo...

La OMS retiró la homosexualidad de su lista de desórdenes mentales hace más de 30 años, de hecho (en 1973).

Alfredo Narváez dijo...

La Asamblea General de la OMS lo hizo el 17 de mayo de 1990, lo que se conmemora ahora como el Día Mundial contra la Homofobia.

En 1973 la quitó de su catalogo la Asociación Psiquiatrica de Estados Unidos.