sábado, abril 15, 2006

Sacerdote va a juicio por asesinato ritual de monja después de 20 años

El lunes empieza en Estados Unidos el juicio contra el sacerdote católico Gerald Robinson por haber asesinado - y violado a varios menores - a una religiosa en la ciudad de Toledo, informa la Associated Press. En la foto se le puede ver con su traje de preso y con su traje de trabajo. ¿Quién diría lo que hay bajo un collarin no es así?

El era un respetado sacerdote en Toledo, Ohio, una ciudad de clase obrera de 300 mil habitantes, especialmente entre los inmigrantes de orígen polaco, ya que entendía su lengua.

El caso es digno de una novela. Se le acusa de haber asesinado en1980 a Margaret Ann Pahl, de 71 años, con 30 puñaladas, además de haberla estrangulado. Fue encontrada muerta en la sacristía de la capilla del Hospital Mercy de Toledo. En su cuerpo, con las puñaladas, se le "dibujo" un patrón de heridas de una cruz. La mujer fue crucificada simbolicamente cuando fue asesinada, crucificada en un día especial: en sábado de Gloria. Y ella cuidaba la capilla. Ayer, viernes santo, Robinson cumplió 68 años. Margaret Ann Pahl murió en un sábado de gloria. Y el juicio empieza el lunes. Extrañas coincidencias...

Comenta
Jeff Wells: "Robinson fue un sospechoso inicial al haber fallado la prueba del poligrafo - más tarde admitió el haber mentido cuando dijo que había escuchado la confesión del asesino - pero el caso siguió frío hasta que varias mujeres empezaron a hablar libremente sobre lo que habían sufrido como niñas: violación y abuso ritual en "ceremonias sectarias que involucran altares y hombres vestidos en ropajes." Debajo de los ropajes estaban miembros del clero de Toledo, y uno de ellos aparentemente, Gerald Robinson...."

Además Robinson fue encontrado cerca de la capilla por la policía después del asesinato. Pero solo fue interrogado y fue arrestado hasta el 2004. Muchos en Toledo acusan a la policía de haber encubierto el crimen por casi 20 años.
Algo de lo más llamativo es que Robinson dejo de oficiar como sacerdote en 2004, pero su obispo le dió permiso para vestir como sacerdote en el juicio que empieza la semana que entra. El cinismo de la iglesia católica no deja de sorprenderme ya que parece no tener límites...

PD. Para complementar su optimismo sobre la iglesia católica: 100 sacerdotes irlandeses acusados de abusar de niños desde 1940 reporta The Guardian. Solamente en una diócesis 350 niños fueron violados.

2 comentarios:

Penelope sand dijo...

Soberbia, poder y ambiciòn juntos.... en cuànto peligro nos encontramos!

Penelope sand dijo...

Soberbia, poder y ambiciòn juntos.... en cuànto peligro nos encontramos!