viernes, mayo 16, 2008

Permiten a Pistorius competir en Olimpiadas de Beiging

Alessandro Bianchi/Reuters

La historia se hace todos los días: una decisión de la Corte de Arbitraje del Deporte revirtió una decisión de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo y permitirá a Oscar Pistorius, un joven doblemente amputado, competir por un lugar para los Juegos. El fallo de la Corte dice que las piernas de fibra de carbono del atleta no le dan mayor ventaja sobre otros. Copio del NYT:


The court, an international panel that is the final arbiter on legal disputes in sports, came to a decision after hearing expert testimony from Pistorius’s camp and the I.A.A.F., track and field’s governing body, on April 29 and 30 in Lausanne, Switzerland. It published its opinion in a statement at 9 a.m., Eastern time.The I.A.A.F. had declared Pistorius ineligible for able-bodied competition in January despite originally clearing him to compete last spring, pending further investigation. Pistorius will be allowed to resume his efforts immediately.


Wow, vaya semana de noticias que rompen tabúes...


1 comentario:

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Que el atleta sudafricano Óscar Pistorius, pueda participar en los Juegos Olímpicos de Pekín es, en mi opinión, muy buena noticia. Ha dado un paso más para que los derechos de los discapacitados sean plenos. Sin embargo, hoy mismo sale en los medios otra noticia: una empresa granadina espera diagnosticar el Síndrome de Down a las siete semanas de embarazo. El diagnóstico prenatal del síndrome de Down, enfermedad incurable, puede tener dos finalidades. La primera, muy improbable, es que los padres se preparen psicológicamente para tener un hijo enfermo. Por desgracia, en casi todos los casos va dirigido a ofrecer a los padres la posibilidad de abortar en caso de enfermedad del hijo. Oscar Pistorius no es Down, pero con su enfermedad detectada con diagnóstico prenatal hubiera sido abortado, si sus padres no hubieran sido generosos y valientes. Los discapacitados, para nacer, tienen delegados sus derechos en sus padres; son de segunda categoría. Pistorius ha superado muchas pruebas para ir a Pekín. Esperemos que su ejemplo sensibilice a la sociedad con los discapacitados, para que no tengan que seguir dependiendo de la generosidad de sus padres para vivir.

Un saludo desde Granada
Santiago
www.opinionciudadano.blogspot.com